//
estás leyendo...
cine, crítica, documental, Pablo_Marín, Uncategorized

The Swedish Theory of Love (Erik Gandini, 2016)

Por Pablo Marín Escudero

La teoría sueca del amor no es un documental sobre inmigración pero sí está realizado por un migrante del sur de Europa (italiano) que observa atónito y con humor la sociedad sueca actual a través de su propia mirada y –subsidiariamente- de la mirada de los actuales refugiados sirios y eritreos llegados más recientemente al planeta escandinavo. Este documental lanza una mirada oblicua sobre la inmigración poniendo el foco en algunos aspectos muy llamativos de lo que llamaríamos el fracaso del estado del bienestar capitalista en el país icono de su éxito, en este caso la sociedad receptora.

El foco se pone en la sociedad de los individuos, oxímoron -añadimos- y no obstante mito de cabecera de la ideología neoliberal. La llegada a una sociedad orientada al logro de la independencia individual identificada/confundida con una utopía emancipadora de la libertad total. La libertad liberal, esa que empieza donde termina la del otro frente a la –tan obliterada- libertad colectiva que empieza y termina exactamente en el mismo lugar donde empieza y termina la del otro. Esto no se afirma explícitamente en el texto fílmico que, en muchos sentidos nos parece un prefacio de otro texto, la verdadera crítica a lo que se narra, aún sin escribir. 

La breve aparición final del prestigioso sociólogo Zygmunt Bauman nos parece un mero movimiento compensatorio del planteamiento humorístico inicial para dotar de peso intelectual la imprescindible distinción entre el equívoco de la sociedad basada en la independencia y la sociedad basada en la interdependencia. La consecuencia: un mundo social desintegrado en el que miles de personas viven y mueren en una soledad económicamente opulenta.

 Pero vayamos a la aparición de la cuestión migratoria:

Al principio del filme mujeres suecas compran por catálogo online donaciones de esperma para auto-inseminarse. En su criterio de elección pesa la similitud fenotípica -o en trazo más grueso diríamos racial-. Primer señalamiento de peso sobre la preferencia hacia lo similar, en otras palabras, rechazo a la diferencia de esta sociedad receptora de inmigración.

En otro momento del documental un grupo de refugiados afirma no poder realizar auténtica inmersión lingüística porque no tienen ambientes sociales en los que poner en práctica sus conocimientos del idioma recién adquiridos. Es decir, la compartimentación social no es sólo la del valor de la independencia individual como se señala en la película, sino también la del grupo social, en este caso extranjero y de clase baja. 
Hay referencia en boca de una mujer sueca a la imposibilidad de acoger más refugiados ya que sus guarderías están llenas y no queda sitio para los niños suecos. Una inmigrante ya más o menos integrada niega el carácter xenófobo de la sociedad sueca, no obstante el filme parece dar a entender lo contrario pese a que sus medias tintas diluyen un pronunciamiento claro al respecto.

En otro segmento del relato se presenta a modo de contraste la vida de un cirujano sueco que ejerce de cooperante en Etiopía elogiando los lazos de cohesión social de este país y lo mucho que hay que aprender de su sociedad. En nuestra opinión el mensaje, aunque efectivo, es excesivamente simplificador y tiende a una presentación del nórdico rico infeliz frente al africano pobre dichoso en su escasez. Consideramos esta narración no demasiado interesante por su falta de matices analíticos.

Finalmente hay que objetar que si dirigimos al filme una inevitable mirada de género nos vemos obligados a señalar la peligrosa añagaza de asociar algunas conductas emancipadas de las mujeres de esta sociedad (maternidad sin pareja) a valores negativos como la soledad, el aislamiento o el fracaso por lo que cabe a nuestro juicio una lectura del filme como un discurso de un sesgo patriarcal implícito del cual nos parece necesario tomar distancia crítica.

En definitiva consideramos este documental, más allá de sus virtudes y de nuestros señalamientos críticos, un buen punto de partida o incluso un recomendable material pedagógico para una discusión más profunda sobre cuestiones relativas a lo que Europa ha sido, es o deberá ser ahora que se topa frente al espejo de los miles de refugiados llamando a sus puertas.

Trailer: https://vimeo.com/156481900

the-swedish-theory-of-love_2-1024x576

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: