El arrullo de la tórtola: Koukan Kourcia, mujeres y migración. Documental en Cines del Sur.

Ana Belén Estrada | Cine  CICLO EXTRAÑO TANTO MAR, CINES DEL SUR

KOUKAN KOURCIA, Le Cri de la tourterelle (Sani Elhadj Magori, 2011)

Sani Elhadj Magori, nace en Níger en 1971, realiza estudios universitarios de Agricultura Subsahariana en Argelia y en 2008 un máster de Cine Documental de Creación en la Universidad Gast Berger de Saint Louis de Senegal, a partir de entonces comienza una activa carrera como director. Con el film documental Le cri de la tourterelle ha obtenido el Premio UEMOA en FESPACO y el Premio al Mejor Documental en el Festival de Milán. Actualmente está desarrollando su cuarto trabajo: Les rites d´un retour à la vie.

Le cri de la tourterelle hace alusión a un cuento tradicional de Níger que es metáfora de las migraciones, dice que el que interrumpiese el arrullo de una tórtola habrá de seguir a este ave en su recorrido. El documental personifica esta fábula tomando como protagonista a una famosa cantante de Níger, Hussey, que tuvo gran éxito en los setenta y que es una anciana muy venerada. Su canto, por su intensidad y contenido, por su belleza lírica y sus letras en relación a la necesidad de partir como medio para alcanzar un futuro mejor; conducía a sus oyentes al éxtasis y seguidamente, a veces tan pronto como a la mañana siguiente, al exilio. Este es el background de la historia de este documental sobre las migraciones dentro del continente africano, desde el interior hacia el mar, a ciudades con más oportunidades laborales, en este caso a Costa de Marfil.

El padre del director también partió a este país hace quince años, Magori incapaz de convencer a su padre de la necesidad de su retorno a Níger, pide a la cantante que componga una canción para este fin y que le acompañe a Costa de Marfil para persuadirle de su vuelta. La trama, inicialmente centrada en este viaje de tres, se va extrapolando a todos los que comparten esta misma situación. En cada parada a lo largo del recorrido muchas personas acuden a ver a Hussey, le piden igualmente que incite a algún familiar a su vuelta. Generalmente se trata de mujeres cuyo marido, como cabeza de familia, había tenido que migrar largo tiempo atrás para poder ofrecer a sus hijos la posibilidad de un desarrollo personal más próspero que el de sus progenitores, como por ejemplo, en el caso del director, darles la oportunidad de estudiar. Observamos que este es un motivo común para el exilio, la responsabilidad de partir recae frecuentemente sobre el hombre; las consecuencias son compartidas, pues las mujeres quedan solas con hijos recién nacidos a su cargo y con unas expectativas que no siempre se cumplirán.

Igualmente observamos hacia el final del viaje que ocurre al otro lado, en Abdijan, Costa de Marfil, donde muchos de estos inmigrantes tienen dificultades para conseguir la nacionalidad, lo que les facilitaría el tránsito entre este y su país de origen; pero sobre todo se encuentran bajo una fuerte presión social ya que muchos no habían podido conseguir lo que aspiraban y les avergonzaba el regreso con las manos vacías. También conocemos otros casos de personas que aunque llegadas de fuera han hecho su vida en este lugar y no sienten la necesidad de volver. Un final abierto, con la actuación de Hussey frente a un gran público que observa emocionado, deja la cuestión del retorno en suspense e invita al espectador a la reflexión sobre estos motivos de ida y vuelta, ambas caras de las migraciones humanas.

En la figura de la anciana, en su poder persuasivo, se suman varios factores que lógicamente van más allá del mero hecho de tener una buena voz. La retórica del contenido de sus canciones se basa en la transmisión de valores y afectos de la población de forma muy aguda. Suscita, además por su edad, el respeto de quien a ella se acerca. La tonalidad general del documental, salpicada con su voz y energía, no está exenta de un tono positivo y también cierto humor; tanto en la representación de los migrantes y de las ciudades el director se aleja de mostrar imágenes trágicas, espectacularidad a la que nos tienen acostumbrados los medios de comunicación, y pone en diálogo una pluralidad de testimonios. Se trata por tanto de un documento excepcional para dar voz a los migrantes africanos, a quienes suelen silenciarles en las imágenes estáticas y monótonas que en este lado del mundo nos transmiten como visión, que no comprensión, del otro; se trata de una suma de voces múltiples que contrarresta el pensamiento único.

Os recomendamos esta entrevista en francés con el director Sani E. Magori:

Un avance del documental:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s